Menú del Día Perfecto. Consejos para mejorarlo tú mismo

Mejorar tu menú del día es fácil, si sabes cómo

Hoy os traemos una serie de consejos e indicaciones para que podáis analizar vuestro negocio, mejorar vuestro menú del día y poderle sacar el máximo provecho.

¿Cómo que por qué? Porque cuánto más rentable sea el menú del día más beneficio obtendrás. Porque cuántos más cliente consigas atraer más beneficio obtendrás.  Porque cuánto más conocido sea tu menú más beneficios obtendrás. ¿Necesitas más para seguir leyendo?

Conócete a ti Mismo

Ya lo ponía en el Templo de Apolo de Delfos. Esta es la base de la sabiduría, comenzar por uno mismo. Debemos ser capaces de conocer profundamente quienes somos con nuestras virtudes y nuestros defectos o carencias para así poder tomar las decisiones apropiadas.

Una de las mejores herramientas para saber quién eres es el DAFO, así que comienza hoy mismo a realizar un análisis DAFO (Debilidades, Amenazas, Fortalezas, Oportunidades). A continuación os explicamos qué es y cómo hacerlo. Lógicamente es una explicación sencilla sobre la que luego se pueden implementar mejoras. Eso sí, no te vuelvas loco y lo intentes hacer en 2 horas. Es un proceso que requiere tiempo y que incluso puede llevarte días. Además, cuánto más completo sea, más efectivo será.

Los 4 puntos del análisis (Debilidades, Amenazas, Fortalezas, Oportunidades) se agrupan en 2 categorías: Factores Internos y Factores Externos.

Los Factores Internos son los que dependen de nosotros, como pueden ser las Fortalezas y las Debilidades. Por el contrario los Factores Externos son los que son ajenos a nosotros pero que nos influyen de alguna manera, las Amenazas y las Oportunidades.

Para poder realizar este análisis correctamente es necesario que seamos totalmente sinceros y honestos en cuanto a nuestras Fortalezas y Debilidades, debemos aceptar nuestras limitaciones y saber cuáles son nuestros puntos fuertes.

Comenzaremos por dibujar una tabla de 2×2, 4 casillas. En cada una de ellas colocaremos cada una de las categorías: Fortalezas, Debilidades, Amenazas y Oportunidades. Recomendamos comenzar con las fortalezas para estar más seguros durante el resto del proceso.

menú del día - DAFO para mejorarlo
DAFO – imagen de http://blog.feebbo.com

Vale, ya tenemos la tabla. ¿Y ahora qué? Cómo dijimos antes lo idóneo es comenzar por las fortalezas para estar más convencido y seguro a lo largo del proceso.

Fortalezas

¿Cuáles son mis fortalezas? Bien, aquí es el momento en el que la honestidad y sinceridad juegan un papel crucial. Comencemos entonces con las fortalezas. ¿Qué se te da bien? ¿Cuál crees tú que es tu mejor baza de venta? ¿Qué te diferencia de los demás?

Fortalezas pueden ser: Tener el local siempre limpio, Camareros bilingües, servicio rápido, iluminación adecuada, climatización del local, tener un buen menú del día,…

Debilidades

Las debilidades, lógicamente, son todas aquellas cosas que hacen que tu negocio no sea todo lo bueno que debería ser a los ojos de tus clientes, esas pequeñas cosas que desprestigian tu marca y que tanto daño hacen a final de mes en la contabilidad. En definitiva todo aquello que pueda ser mejorable.

Ejemplos de debilidades podrían ser: Suciedad en el local, personal de servicio desaliñado y sucio, falta de empatía en el personal, un mal cocinero, en definitiva todo aquello que a ti no te gustaría encontrarte cuándo vas a comer a otro restaurante.

Amenazas

Bueno, su propio nombre lo indica. Aquí recogeremos todo aquello externo a nosotros y que influye o puede influir de manera negativa en nuestro negocio

Amenazas pueden ser: Alta competencia en la zona, estar aislado de las tecnologías, apertura de nuevos locales, precios más bajos  en el resto de negocios de la zona, …

Oportunidades

Venga, que no todo es malo. Las oportunidades son todos aquellos factores externos que pueden ayudar a nuestro negocio a ser mejor para poder dar un servicio mucho más completo a nuestros clientes y que además nos servirán para distinguirnos de nuestra competencia cercana.

Ampliaciones de local, cursos de cocina, cursos de inglés, mejorar nuestra presencia en Internet,…

Análisis del DAFO

Una vez ya hemos identificado todos los puntos es el momento de enfrentarlos para sacar conclusiones. El orden lógico es enfrentar nuestras Fortalezas con las Amenazas y las Debilidades con las Oportunidades.

Debemos ser capaces con nuestras Fortalezas de contrarrestar las Amenazas que nos surjan. Cada una de nuestras Amenazas tiene que tener una Fortaleza que la cubra. Si esto no es así tenemos un problema y tenemos que trabajar para poder cubrir cada una de nuestras amenazas.

Por otro lado cada una de nuestras Debilidades tendría que ser cubierta con una Oportunidad. Gracias a esto podemos conseguir nuevas “Fortalezas”. Por ejemplo, si una de mis Debilidades es que no tengo “ni papa” de inglés pero resulta que hay una Oportunidad de realizar un “Curso de Inglés adaptado a la hostelería” ¿por qué no mandar a uno de tus empleados, o incluso tú mismo, a realizar este curso? Al terminarlo tendrás una nueva Fortaleza (dar servicio a clientes extranjeros), y a su vez una Debilidad menos.

Conoce a tus Clientes

Tan importante como saber quién eres es saber a quién le prestas tus servicios. Conocer los gustos de tus clientes será fundamental a la hora de tomar las decisiones adecuadas  en tu menú del día y en tu negocio, al fin y al cabo.  

En este punto también conviene analizar si nos gustaría tener otro tipo de clientes asiduos a nuestro local para también enfocar una estrategia hacia ese público.

¿Cómo podemos conocer a nuestros clientes? Bueno, hay varias maneras pero siempre debemos buscar las más transparentes para ellos, las que menos esfuerzo les supongan, y que sean sobre todo prolongadas en el tiempo, ya que no es lo mismo un análisis hecho hace un año que el que podríamos hacer ahora, los tiempos, costumbres y necesidades van cambiando.

Sería más que conveniente poder realizar una pequeña base de datos de nuestros clientes para conocerles un poco mejor, sus aficiones, rangos de edad, sexo de cada cliente,… tal y como idearium30 aconsejan en su post.

Una vez tengamos los datos en nuestro poder lo más importante es cómo los vamos a analizar. Este es el quiz de la cuestión y dónde vamos a sacar el máximo partido a nuestros datos,… o donde la vamos a pifiar. Si no estás seguro de cómo analizar los datos siempre puedes contratar a alguna empresa que te lo haga, en la red puedes encontrar multitud de ellas.

Además de esto podemos pedir al cliente que nos dé un feedback, que nos cuenten cómo nos ven, y para ello nada mejor que una encuesta simple de unas 10 preguntas pero bien estudiada. Tenemos que conseguir sacar información útil con esas preguntas. Debemos ser claros y concisos, y cada pregunta debe tratar un punto del negocio. No podemos usar 3 preguntas para saber qué opinan de los camareros, por ejemplo. Debe resumirse cada área en una única pregunta.

Y a tener en cuenta, las preguntas que más nos interesen deben ser las primeras ya que así conseguimos tener siempre información de ellas, aunque el cliente tenga prisa y no le dé tiempo de contestar a todas las preguntas. Y al final de la encuesta debemos poner un apartado de observaciones, un espacio para que el cliente nos deje sus comentarios.

Ejemplos de preguntas:

  • Calidad y presentación del producto.
  • Calidad del servicio (rapidez, trato, …)
  • Limpieza del local
  • Climatización,
  • Iluminación,…

Aquí os dejamos un formato de ejemplo para que podáis descargarlo.

Otra cosa que podemos hacer es una estadística en función de las comandas, todos los días realizar un conteo de los platos pedidos por los clientes y almacenarlos en una base de datos o una hoja de cálculo tipo Excel para saber las preferencias de comida de nuestros clientes. Nos vendrá muy bien si queremos aplicar la ingeniería de menú cómo os explicaremos más adelante.

Si se decide realizar este trabajo debería almacenarse al menos: la fecha de los platos, el nombre del plato, número de veces que se ha servido ese plato, si se ha agotado o no el plato, categoría a la que pertenece el plato (ensaladas, pastas, carnes, pescados,…), y cualquier otra información que deseemos almacenar.

Conocer a Tu Competencia

¿Por qué no tomarte un tiempo en conocer a tu competencia? Es una labor importante y que no se suele desarrollar a fondo. Estúdialos y saca tus conclusiones, sus puntos fuertes y sus puntos débiles. La información es poder.

Gracias a nuestros amigos de SoyEntrepeneur hemos descubierto una serie de consejos para conocer más y mejor a la competencia. Os ponemos un resumen de lo que dicen:

  1. Investiga quienes son tus competidores: Pero abre bien los ojos para localizarlos. No vale sólo el negocio de la esquina. Tienes que estar atento a los negocios que ofrecen lo mismo que tú, pero también a aquellos que no son exactamente lo mismo pero que están relacionados, y que seguramente te estén quitando clientes.
  2. Averigua todo lo que puedas de la competencia: Estudia a cada uno de tus competidores por separado. Crea una carpeta para cada uno de ellos. Allí vete guardando información que aparezca en prensa o Internet, vigila sus páginas web si las tuvieran, …
  3. Desarrolla vínculos: Inscríbete en las asociaciones de hostelería, participa en actividades. El objetivo es conocer a las personas que forman la competencia.
  4. Prepárate para cooperar y colaborar cuando sea necesario: Aliarse con otros negocios antes alguna situación de gran impacto para el sector puede ser una muy buena idea. ¿Y por qué no ayudar a alguien de tu competencia si lo necesita?
  5. Deja que te conozcan mejor: si alguien te lleva la delantera, averigua porqué, estúdialo, dale una vuelta y úsalo como punto de partida para pegar un cambio, para abrirte más al cliente y que te conozcan más y mejor.
  6. Resiste la tentación de competir en precios: Resiste, porque es una estrategia que funciona a corto plazo, pero el día de mañana otro tendrá precios más bajos y no se puede entrar en esa dinámica de bajar y bajar los precios. Lo que hay que hacer es añadir valor al negocio con servicios extras para el cliente: Incorporación a las tecnologías ampliando las vías de comunicación, tener presencia en Internet, mejoras en el local, aumentar la calidad de ciertos productos,…
  7. Mantenerse siempre alerta: Lo ideal sería que la competencia fuera justa y leal, pero todos sabemos que esto no es así. Hay mucha gente que cómo no sabe jugar y aplicar las reglas del juego hacen trampas y usan trucos sucios. El medio propicio para esto es Internet, así que tienes que estar atento a redes sociales, blogs, comunidades,…

Aplica la “Ingeniería de Menú” para Rentabilizarlo

En este artículo te explicábamos cómo mejorar la rentabilidad de tu menú del día. Aumentar los beneficios en cada uno de tus platos es el mejor camino para rentabilizar tu menú.

Gracias al estudio realizado de las comandas y a las encuestas realizadas al azar a los clientes tendremos un gran paso hecho para saber los gustos y preferencias de nuestros clientes.

Si finalmente realizas el estudio de las comandas tal y como te sugerimos tendrás parte del trabajo hecho en la identificación de tus platos según rentabilidad y popularidad. La toma de decisiones será ahora mucho más fácil.

¿Hace Cuánto que No Lavas la Cara a tu Negocio?

Si hace mucho que no haces algún cambio en tu local, ¿por qué no hacerlo ahora? Cualquier momento es bueno para sorprender a tus clientes con novedades. Y no tiene porque ser una reforma del local o una capa de pintura. Puedes hacerlo modernizando la vajilla, cubertería o cristalería, cambiar la iluminación, el diseño de las cartas, actualizar tu página web o crear una nueva si no tienes,…

Todo suma a la hora de atraer más clientes, y una buena imagen, una mejora o un cambio sobre algo existente siempre se agradece. El nivel sensorial y emocional del cliente le predispone el estado de ánimo y la perspectiva de la situación. Porque no es lo mismo servir un plato de sopa en un plato descascarillado que en uno nuevo y reluciente. Y el cliente se da cuenta de estos pequeños detalles, se da cuenta que el cambio lo haces por él y no por ti.

Adaptarte a las Nuevas Tendencias

Hay muchos detractores del exceso de innovación que se producen en según qué restaurantes y en el minimalismo de sus platos. Nosotros no vamos a discutir esto. Lo que sí vamos a hacer es aconsejarte que te fijes en esas innovaciones y que intentes adaptar a tu día a día aquellas que vayan más acorde con gastronomía. Por ejemplo una espuma de jamón, una sopa fría de queso,…

La innovación no está reñida con la tradición. Aplicando técnicas nuevas a platos de siempre puede conseguir unas creaciones extraordinarias y hará que hablen de ti.

¿Por qué no pagarle un curso de cocina creativa a tu cocinero? Hay muchos y variados y son una mejora añadida a tu menú del día, es una inversión de futuro que desde el primer momento vas a amortizar. Recuerda, todo suma.

Analizar Tus Herramientas de Marketing

Así es. Las herramientas de marketing son indispensables. Así que lo primero que tienes que hacer es una lista con las herramientas que usas de marketing. Y una vez lo hayas hecho tendrás que analizar cual flojea para mejorarla, cuál funciona bien para mantenerla y cuál te falta para incorporarla.

¿No tienes ninguna? Seguro que sí. Veamos algunas de ellas.

Tienes tu local, tu personal y tus productos. Éstas son las mejores herramientas de marketing que has podido tener hasta la fecha. De siempre el boca a boca ha sido el encargado de difundir las bondades de aquello que le gustaba,… y por supuesto de criticar negativamente aquello que no le gustaba.

Pero ahora los tiempos están cambiando y se hace necesario tener otras herramientas de marketing más acordes a la tecnología que impera actualmente. ¿Por qué? Por muchas razones, pero la principal es que en Internet encuentras cualquier tipo de información, sea lo que sea, estés dónde estés y sea la hora que sea. Siempre está disponible la información para nosotros.

Internet, en la actualidad, es la mejor herramienta de captación de clientes, y la más grande.

Por eso tener presencia en Internet se hace indispensable, ya sea por medio de las redes sociales como Twitter ©, Facebook ©, Pinterest ©,… o teniendo tu propia página web.

Tener tu propia página web y aparecer en un portal donde puedas ser encontrado, aunque no te hayan buscado directamente a ti, te abre las puertas a ser conocido por más gente.

Te voy a poner un ejemplo muy claro y que conozco muy bien. Yo mismo. El 80% de las veces que voy andando solo por la calle voy mirando cosas en Internet desde el teléfono, no me fijo en lo que hay en la calle, he dejado de ver anuncios y locales. Si quiero algo lo busco en Internet.

¿Quiero ir al cine? Pues busco la cartelera del cine al que voy a ir y compro la entrada. ¿Tengo que llevar el coche al taller? Busco todos los talleres cerca de mi casa o de mi trabajo. ¿Quiero comer de menú del día? Pues lo busc…¡¡Ah, no!! ¡¡No puedo hacerlo!! No existe ninguna plataforma buena para hacerlo, y las pocas que existen tienen muchas carencias, fallan, son antiguas o tienen un diseño desastroso que echa para atrás.

Es por eso que hemos creado menuymas.es. Y lo hemos hecho pensando tanto en el hostelero como en el cliente usuario.

Al hostelero le ofrecemos una nueva herramienta que le otorga presencia en Internet en una especie de pizarra virtual en la que podrá publicar su menú del día todos los días, planificarlo, reutilizarlo, borrarlo,…  y además sin límite, tantos como quiera. ¿Y si tengo una carta también sale? ¡Claro que sí! Y si tienes 2 también, y 3 y 4,… las que tengas (comida, postres, vino, en otro idioma…).

Y no solo eso, es una herramienta de comunicación entre el hostelero y el cliente, ya que cualquier cambio realizado en la información será inmediatamente reflejado en el portal, estando constantemente actualizado.

Y al usuario, la parte que nos toca a nosotros y que es dónde nació la idea, le ofrecemos poder comprobar desde su oficina qué es lo que puede comer, qué opciones de menú del día tiene alrededor suyo y así elegir la que más le apetezca. Aún hay más, le ofrecemos la posibilidad de ahorrar tiempo en su hora de la comida porque le vamos a evitar paseos de un local a otro buscando el menú que más le apetezca.

Y esto es especialmente interesante cuando está lloviendo, cuando hace mucho frío o cuándo hace tanto calor que estar en la calle puede volverse incómodo.

Todo esto se traduce en una mejora que dar a los clientes, un servicio extra que les facilita la vida, les hace tener más tiempo libre y por lo tanto estar más cómodos y relajados. Además, ahorrarán tiempo al hostelero puesto que el tiempo empleado en la elección de los platos desaparece al ya saber con anterioridad qué pueden comer. Incluso esas incómodas llamadas a media mañana que se realizan para saber qué tienen de menú desaparecerán.

Todo son ventajas. Todo suma. Y por un precio MÍNIMO de 0’69 € al día + iva. Y si te das de alta ahora tendrás gratis hasta el 31 de Julio de 2016, sin compromiso. Podrás irte cuándo quieras con total tranquilidad. Y seguridad. Hasta que no estés seguro de querer quedarte con nosotros no te pediremos tus datos bancarios. Pruébanos, y cuando te convenzas, hablamos.

¿Quieres más información? ¿Quieres saber qué más podemos hacer por ti? Ponte en contacto con nosotros en:

http://menuymas.es/contacto

info@menuymas.es

628 69 20 96

686 55 33 58

Un saludo desde menuymas.es

Comparte esto:
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *